free templates joomla

Espartaco, un anfitrión de lujo

20190223 espartacoNo se puede empezar mejor una nueva temporada. Cambiemos el orden cronológico. En segundo lugar, haciendo pleno en Constantina en la primera corrida de 2019 cortando cuatro orejas y dos rabos. Y en primer lugar, según comenzó el día, recibiendo la acogida inmejorable de un torero histórico, de una figura trascendental, de un maestro inolvidable, pero, sobre todo, de un señor con mayúsculas: Juan Antonio Ruiz Espartaco, que abrió su casa a Andrés Romero y su cuadrilla para compartir allí las horas previas al festejo.

 

Y fue un deleite, un goce impagable. Desde el saludo de bienvenida. Ese calor tan sincero, esa sonrisa tan limpia, esa palabra tan generosa, esa mano tendida por entero para mostrar cada rincón del templo de un sueño cumplido. Espartaco es un hombre tocado con la varita mágica de lo muy especial. No hay mucha gente como él... Su atención fue sencillamente exquisita. Puso toda su casa a disposición de Andrés Romero y de su cuadrilla. Y les regaló la sabiduría de su conversación para llenar las horas de espera antes del festejo. 

 

Definitivamente, no se puede empezar mejor un camino que dando los primeros pasos desde la casa de alguien que sabe muy bien cómo de largo es el camino, pero también que es verdad que el camino tiene meta. Y que la verdadera recompensa es el camino mismo. Seguir. Seguir si uno cree en sí mismo y por encima de todo el viento en contra. Fue como una providencial jugada del destino: encontrarse con el maestro Espartaco en el momento más oportuno y necesario.

logoNuevoTercio
contacto
comunicacion@andresromero.org
© Andrés Romero - Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información