free templates joomla

La semana fantástica de Andrés

20180812 balanceDos orejas en Huelva, una vuelta al ruedo en su confirmación de alternativa en Lisboa y otras tres en Nazaré se guardan ya en el esportón de trofeos consechados por Andrés Romero en esta pasada semana. Sin duda, uno de los tramos claves de su año. No obstante, se jugaba los cuartos en Huelva, Campo Pequeno y la citada Nazaré -éstas dos últimas, plazas de primera categoría en Portugal- y en las tres citas ha hecho lo de siempre: reivindicarse, apostar y ganar. Defender su sitio y clamar por otro mejor. En lo que llega, el onubense sigue a lo suyo: triunfar todos los días.

 

Por eso la que va del 5 al 11 de agosto es la semana fantástica de Andrés Romero. Y no sólo por los méritos tangibles contraídos, sino, sobre todo, por la dimensión de capacidad, de solvencia, de ambición, de confianza y de crecimiento que ha dejado. Y eso que la terna de fechas tiene un denominador común: que ninguna de ellas fue sencilla y en todas ellas se superó sobre las adversidades que se le plantearon. Por ejemplo, en Huelva, Romero logró algo tan difícil como impornerse a dos compañeros del magisterio, del nivel y de la trayectoria de Andy Cartagena y Diego Ventura y proclamarse así triunfador de su feria de Colombinas. Lo consiguió al desorejar al último tarde del pasado 5 de agosto, de Los Espartales, noble pero a menos como toda la corrida, lo que no fue óbice para que el jinete de Escacena del Campo impusiera su mando y su voluntad. Fue la suya de ese día, quizá, la actuación más maciza, redonda y solvente de cuantas ha firmado en la Plaza de Toros La Merced, de donde se ha ido a hombros las seis veces que allí ha toreado. Andrés se mostró decidido al irse a portagayola con Perseo para esperar al ejemplar de José Luis Iniesta y clavar el rejón de castigo sin más probaturas. Luego, en banderillas, compuso una faena vibrante e inteligente, sin dar respiro alguno ni a su oponente ni al público, al que envolvió en sus ansias de triunfo. Y demostró que en caballos como Guajiro y Caimán tiene el presente y buena parte del futuro de su cuadra y de sus expectativas. Como también del muy enclasado Chamán

 

20180812 balance02Apenas cuatro días después llegó uno de esos compromisos grandes en la vida de cualquier torero: confirma alternativa en Lisboa, la plaza a la que tantas veces fue Romero como espectador anhelando ser algún día protagonista en ella. En Campo Pequeno confirmó su doctorado de manos de Rui Salvador y ante el toro llamado Zulmiro-75, de Vale Sorraia. Un astado de encaste saltillo-Santa Coloma que se movió con cierta franqueza, pero al que le faltó un punto más de entrega en su embestida. Lo recibió a portagayola con Fuente Rey y le recetó su lidia exacta con Kabul, Guajiro y Caimán, aunando cabeza para saber leer lo que había que hacer y corazón para darlo por entero y conectar mucho y desde el principio con un foro tan exigente como Campo Pequeno.

 

Como el año pasado, una de sus grandes noches ya es la de Nazaré, una plaza de preciosa arquitectura que, desde que se presentara allí en 2017, abrazó al onubense, que se siente muy a gusto en ella. Allí dio tres vueltas al ruedo al término de una corrida que subrayó la multiplicidad de recursos que expuso Andrés y que le va siendo propio conforme evoluciona en su concepto. Una noche importante, en la que el escacenero toreó templado y disfrutando ante el toro bueno, que fue su primero, y que se fajó otra vez con la ambición en la boca por no dejarse ir el triunfo ante el segundo, que fue un toro muy complicado por áspero. Y una noche, por cierto, que tuvo como nombre propio el de Caimán.

 

En definitiva, un trío de actuaciones en apenas seis días que pone de manifiesto que 2018 está siendo la temporada más importante y redonda en la carrera de Andrés Romero. "Me siento muy seguro. El trabajo siempre da sus frutos y así lo estoy sintiendo. Noto que soy yo quien domina los tiempos de cada faena y de cada corrida, que sé interpretar al público y ponerlo de mi parte y, lo que es determinante, veo antes que nunca a los toros y qué faena hacerles para terminar imponiéndome, ya sea éste de más o de menos prestaciones. Éste es un año que me está sirviendo mucho y que me tiene que aportar mucho también en el presente y en el futuro inmediato", espera el jinete de Huelva.

 

Fotos TOUROEOURO.COM

logoNuevoTercio
contacto
comunicacion@andresromero.org
© Andrés Romero - Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información